art : Artes
1

Estética Musical [Estética de la Música]

Docente titular
Jefe de trabajos prácticos
Programa vigente
Programas anteriores
Cuatrimestre
1er Cuatrimestre
Modalidad
Final obligatorio

Fundamentos y objetivos del plan docente

Es probable que los contenidos mínimos de una materia como Estética musical puedan ser más variables de una cátedra a otra o de una carrera a otra que los contenidos mínimos de Historia de la música I o Historia de la música II, por poner un ejemplo. La estética de la música constituye por naturaleza un campo abierto, y lo que esta cátedra se propone como punto de partida pedagógico es una primera reflexión sobre este aspecto: qué es o qué puede llegar a ser una estética de la música.

La respuesta podría asumir un sesgo más historiográfico o bien otro más filosófico. Lo que esta cátedra busca es un buen equilibrio entre ambos. Desde una perspectiva más puramente historiográfica, la materia podría tomar la forma de un estudio de las ideas estéticas desde la antigüedad hasta nuestros días, tal como se plantea en el admirable libro de Enrico Fubini. Y aunque esto es perfectamente válido, el enfoque de la cátedra pretende que el estudio de la estética de la música no niegue la entrada a un mínimo ejercicio especulativo o filosófico. Este mínimo ejercicio consistiría, más que nada, en la elaboración de una serie de preguntas que necesariamente son formuladas desde un presente; preguntas que pueden ser dirigidas a los campos más variados: la música contemporánea; el legado del romanticismo; la vigencia de la ópera; el tema de las convenciones musicales; la escuela de interpretación historicista, etcétera. Esa diversidad de preguntas o de temas tiene que ver con la posición de la materia Estética musical dentro del conjunto de la carrera, como una asignatura que sobrevuela un amplio conjunto de intereses y materias.

El ejercicio de la crítica es una de las posibilidades profesionales de esta materia y de esta carrera, ya sea en un formato más académico o bien más periodístico. Esto es un hecho: son varios los egresados de la orientación que hoy hacen crítica de música, ya sea en el periodismo o en publicaciones especializadas. Y en el ejercicio de la crítica ese mínimo ejercicio filosófico se vuelve indispensable, ya que las preguntas de la crítica raramente se agotan en el mero análisis técnico de la obra o de la interpretación musical. La materia se propone brindar a los alumnos conocimientos teóricos y herramientas críticas.

 

Contenido

La materia no sigue un orden cronológico estricto; no se trata de una historia de las ideas sino, más precisamente, de una estética historizada: una investigación de la relación entre el desarrollo de ciertos objetos artísticos y ciertas categorías teóricas. Historizar significa captar esa relación.

La materia se agrupa en tres áreas o unidades: lenguaje, forma, historia, sin desconocer que cada área incluye necesariamente aspectos de las otras.

La primera unidad recorre los temas tradicionales de la estética musical: la posición histórica de la música dentro de los distintos sistemas y jerarquías estéticos; la caracterización de la música cómo lenguaje; la naturaleza de la expresión musical; el rol de las convenciones.

La segunda toma como punto de partida la perspectiva dodecafónica de Arnold Schoenberg y su continuación crítica en el serialismo de posguerra, además de los debates sobre forma, estructura y percepción musicales desarrollados en los cursos de Darmstadt hacia mediados de la década del ‘60, con Pierre Boulez, Karlheinz Stockhausen, György Ligeti, Theodor Adorno y Carl Dahlhaus como referencias centrales. La inclusión en esta unidad de autores como Ruth Crawford, John Cage y Morton Feldman, exponentes de distintas formas o momentos de la vanguardia americana, busca abrir la discusión sobre forma y temporalidad musical hacia otros horizontes estéticos y filosóficos. 

La tercera unidad está centrada sobre la idea de historia y sobre algunos interrogantes básicos, a saber: ¿Qué formas presenta la historia de la música? ¿Existe el progreso histórico en la música occidental? ¿En qué medida el concepto de “material histó­rico” conserva actualidad para la crítica? ¿Hay progreso en la ejecución? ¿Supone la interpretación historicista una mayor aproximación a la verdad?

En esta última unidad se analizan y discuten tendencias compositivas e interpretativas de la escena actual, que en algunos casos se renuevan año a año.

Se cuenta con una bibliografía básica ―que podrá ser ampliada durante el desarrollo del curso― y con una selección de obras musicales. Se pretende una articulación productiva entre teorías críticas y obras musicales.